PERDER LA FE

Por - septiembre 11, 2020

Perder la fe en algo o en alguien
¿Porqué Perder la Fe en Algo o en Alguien?
Tener fe es creer.

Me viene a la mente la figura de mi profesora de filosofía diciendo en una clase: "aunque la gente tiende a pensar lo contrario, la fe no es un concepto estrictamente religioso. A diario realizamos muchos actos de fe y no somos conscientes de ellos, como sentarnos sin pensar si la silla seguirá o no al hacerlo".

Obviamente, esto que resumo en unas líneas dio para una clase de hora y media, y ahora no pretendo entrar en consideraciones filosóficas. Más bien, he rescatado el recuerdo por el título del post. Pues, cuando alguien dice algo como "tener o perder la fe", muchos piensan que viene el sermón de turno y que la otra persona sacará el libro sagrado de la religión que profesa (o no).

Tener fe en algo o en alguien es creer en esa cosa o persona. Pero, a mi me gusta pensar en la fe como en la esperanza vital. Y ya que lo menciono, bien podría haber titulado el post Perder la esperanza. Porque, en el fondo, la fe no es otra cosa que esperar que alguien sea o algo pase, y que lo haga de una forma determinada, o que no pase, o que nunca sea…

La fe es lo más potente.

Personalmente considero que la fe, entendida como la capacidad de creer o mantener la esperanza vital, es una de las cosas más potentes que tiene el ser humano. Muchas veces, te permite ser resiliente, luchar cuando no tienes mucho a favor y levantarte cuando se agotan tus fuerzas. La fe es un motor que te impulsa y, justo por eso, es bueno plantearse: "¿cuándo es conveniente o no perder la fe en algo o en alguien?"

El impulso que te da la fe te lanzará hacia una dirección u otra. Pero, la pregunta es: ¿es la dirección que necesitas o que te conviene? Cuando se habla de no perder la fe o se nos aconseja no perder la fe, a menudo se ignora que esta, como todo, también puede no impulsarte hacia la dirección correcta. Nos negamos a entender que, a veces, también hay que perder la fe en algo o en alguien para encontrar el camino correcto. 

¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerlo en los comentarios. ¡Comparte!


¿Te ha gustado el post? Sigue Voces En Vela.

🌹Lees Voces en Vela🌹

6 comentarios

  1. Hola, Estefanía!!
    Yo creo que se puede ser resilente con tan solo tener fe. ¿Cuantas veces de una situación mala, al vernos solos, hemos salido adelante? ¿Ante una atrocidad hemos continuado y consiguiendo aquello que nos proponíamos? Yo creo que tener fe no tiene porqué estar ligado a la religión.

    Me ha gustado tu escrito. Un saludo. comparto!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Keren! Me alegra leerte por aquí de nuevo. Efectivamente. La fe es una fuerza que nos ayuda en muchas situaciones complicadas, pero hay situaciones que no dan más de sí y, entonces, es cuando hay que plantearse si seguir creyendo. Y esto no tiene que ver solo con la religión. Gracias por dejar el comentario. Saludos!

    ResponderEliminar
  3. considero que para que una "fe" no vaya en la dirección equivocada, debe ir acompañada de mucha razón, de lo contrario, lo que aquí se define como fe, se rebaja a un fanatismo o a una simple respuesta emocional. buen texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una apreciación interesante. Y es que la misma consideración de si realmente hay que seguir en una dirección o no, pues implica el ejercicio de la razón (aunque la respuesta o decisión sí podría ser únicamente emocional). Gracias por leerme y dejar tu parecer. Saludos!

      Eliminar
  4. Interesante aporte. Como agnóstico, la fe (y una serie de experiencias que la han reforzado) es lo único que me ha permitido mantener mi creencia en un ser superior. Porque si fuera por sus seguidores, hace mucho rato habría abrazado el ateísmo. Y es cierto que la esperanza es lo único que se pierde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Gary! Es bueno que cada quién tenga sus creencias. Y respecto a lo que comentas de los seguidores, yo pienso que esperar que seres humanos se porten como seres divinos es buscar la decepción (tarde o temprano). Al ser humanos cometerán errores, a veces demasiados o muy chungos. Y es que, ni siquiera nosotros somos libres de cometerlos como para esperarlo de los demás. Pero sí es bueno saber dónde ponemos los límites de tolerancia. Para mí, uno solo se conoce mejor a sí mismo y solo sobre su persona puede poner el tipo de expectativas que quiera. Lo que quería destacar en el texto es que la fe no es exclusivamente para los religiosos, ya que hay gente que escucha o le "fe" y piensa solo en religión. Alguien puede tener fe sin necesariamente creer en un ser superior. Te mando un saludo!

      Eliminar

❤YO TAMBIÉN TE LEO❤