TÚ TIENES SUERTE

Por - octubre 23, 2020

Tú Tienes Suerte Y No Lo Sabes

¿Existe la suerte?

Estuve hablando con alguien acerca de la suerte. El caso es que la persona se quejaba de la suya, de lo complicado que se le ponían las cosas y la vida, de lo duro y lo mucho que le costaba conseguir todo.

Algunos me diréis que no existe la suerte o que uno mismo la crea. O como tanto he escuchado, que es prepararse y esforzarse para aprovechar las oportunidades que se presentan. Pues bien, esa es la cuestión. Que antes de avanzar debería preguntarte a ti si crees en la suerte o qué es lo que significa "tener buena suerte" para ti. Porque, a raíz de la conversación con quien mencionaba al principio, me di cuenta de que la percepción de tener suerte o no, es diferente para cada persona. Claro, si se trata de gente que piensa que existe la suerte.


Si te interesa saber mi opinión, yo creo que existe la suerte. Que a veces puedes trabajar mucho para lograr algo y al final del día, el único factor que determina que salgan resultados óptimos solo puede ser cuestión de suerte.


Pienso que los eventos azarosos tienen un factor importante en nuestras vidas, quizás más de lo que queremos o nos gustaría admitir. Hay cosas que por mucho que te esfuerces, un buen resultado no siempre depende de ti. Y esto os lo dice alguien que cree también en el poder del trabajo y del esfuerzo. Al menos, esa es la conclusión a la que he llegado observando mis propias experiencias vitales y las de aquellos que me rodean. Hay cosas que, sin mucho o apenas esfuerzo, me han salido de maravilla. Y hay otras por las que me he esforzado muchísimo, pero sin obtener los resultados que lógicamente pensaba que obtendría. En todo caso, siempre me quedo con el aprendizaje.


Todos tenemos suerte.


Dicho esto, también considero y aunque parezca chocante, que todos tenemos buena suerte. Pero, eso sí, que esta no siempre se manifiesta en todos los ámbitos de nuestras vidas. Hay gente que tiene o ha tenido buena suerte en el amor. Esa ligera casualidad de que la persona que te enamoró y te encantó el primer día te siga mostrando afecto y consideración muchos años después. Esa ligera casualidad de que todos hablen de lo mal que lo pasan en su trabajo porque odian al jefe y resulte que a ti te encanta trabajar con el tuyo. Esa ligera casualidad de que nacieras en el seno de una familia que te apoya para lograr tus sueños, y así sucesivamente.


Cuando escucho a la gente quejarse de su mala suerte, al observar veo que dan muy por sentadas muchas otras cosas buenas que tienen o les pasan, que les pasan a ellos pero que podrían ser de otra manera. Y mi pregunta es: "¿en realidad es que tienes mala suerte o es que eres incapaz de ver cuál es tu buena suerte?" Fíjate incluso que algo tan azaroso como nacer en un país u otro, en sí mismo puede suponer buena suerte. Pero hay personas que no saben verlo porque, como no es extraordinario para ellas, lo dan por sentado. Y te dicen que tienen muy mala suerte en la vida, cuando la vida de otras personas es, de hecho, peor por un evento tan azaroso como el país de nacimiento o residencia y demás factores que, con independencia de nuestro esfuerzo, inciden en mayor o menor medida en el rumbo de nuestras vidas. Para bien y para mal. Y con esto no quiero decir que uno tiene que conformarse con lo que le toca vivir, o que no puede enojarse si algo no va bien. Solo hago una invitación a reflexionar más acerca de las afirmaciones que nos decimos, la veracidad, magnitud y efecto de las mismas.


¿Quieres compartir algo? No dudes en ponerlo en los comentarios.


QUIERO RECIBIR CONTENIDO EXCLUSIVO


¿Te ha gustado el post? Sigue el blog.


¡¡VISITAR VOCES EN VELA SHOP!!

🌹Lees Voces en Vela🌹

6 comentarios

  1. Hay una curiosa relación entre la suerte y el poder. Determinados personajes de la historia eran considerados poderosos porque tenían la suerte cercana. Franco, Hitler y otros dictadores usaron la suerte o se aprovecharon de la suerte, de Franco decían que tenía baraka, para justificar de eludir atentados u otras circunstancias negativas que superaron.
    Te pongo tu blog en mi página.
    Un saludo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dices es otra manera de verlo. Pero, fíjate que los hay que pueden tener esa cercanía y verla como mala, y no buena suerte. Lo digo porque me vienen a la mente algunos casos ahora. Mi conclusión es que hay acontecimientos, sucesos y eventos en los que, nuestra forma de mirar es la que determina o puede determinar la percepción de qué tan afortunados somos. Lo que comentas es algo que he escuchado muchas veces, pero no solo respecto a los personajes que mencionas, sino a figuras históricas en general. No sé qué tan cierto sea pero, cuando se repite la buena fortuna ante eventos temeros, pues da que pensar. Gracias por lo del blog, aprecio el detalle. Te mando otro saludo!

      Eliminar
  2. Estoy contigo, la suerte puede existir, pero no tiene sentido perder el tiempo en lamentarse constantemente porque no te sonríe. Lo importante es trabajar hasta que llegue. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Xan, a veces la queja viene cuando no somos conscientes y, de pronto nos hallamos en la dinámica de las lamentaciones sin acción. Pienso que una vez que nos damos cuenta de que algo no nos gusta, lo suyo sería ver qué se puede hacer (lo que depende de uno mismo). Quedarse lamentando no soluciona el problema y además baja más los ánimos. Por eso, pienso que poder mirar desde otro ángulo también es en sí una suerte. Gracias por dejar tu parecer. Abrazos!

      Eliminar
  3. Con respecto a la suerte creo que como dice el refrán "unos nacen con estrellas y otros nacen estrellados". Cuando somos adultos podemos atribuir muchos éxitos al trabajo, a la constancia y perseverancia, al estudio, a la capacidad en tal o cual cosa, etc, y es verdad que la gente que naturalmente es entusiasta y positiva quizás tenga mas posibilidades que otra de llegar a la meta propuesta. Pero aquí pienso también en los niños, en los contextos donde nacen, a veces tremendos y no todos tienen la posibilidad de "salirse" de esa cultura o contexto que los aniquila. A veces un niño en miles tiene la "suerte" de una vida diferente en otro lugar con un camino de posibilidades que se le abrirán a futuro, mientras los otros solo dios sabrá su destino. Otro ejemplo seria el de los éxitos musicales, que están visiblemente relacionados con modas , y estilos que en un momento histórico "pegaron fuerte " en la comunidad y fueron reconocidos, mientras que otros tantos nunca pasaron de cantar en un club de barrio.Hay infinidad de ejemplos que dan cuenta de personas a las que le han sucedido cosas favorables increíbles. Efectivamente, creo.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese refrán cobra mucho sentido en este contexto. Y los ejemplos que has puesto me parecen de lo más ilustrativos. Respecto al de aquel que no pasa de cantar en un club, qué mejor prueba! Curiosamente, en ese mismo club otro ha tenido la fortuna de conocer a la persona que haría despegar su carrera. Un ligero punto de diferencia, a priori insignificante, marca el rumbo de la vida de esas dos personas. Y claro, no podemos ignorar el esfuerzo que ambas realizan. Aun así, pequeñas voluntades del azar influyen en sus vidas. Lo que yo llamo suerte. Gracias por compartir tu parecer. Saludos!

      Eliminar

❤YO TAMBIÉN TE LEO❤